Margarita Rojas, un ejemplo de vida a seguir

Sin duda alguna no hay amor mas grande que el de una madre hacia su hijo, así lo demuestra Margarita Rojas,  con mucha tristeza a la cámara dice “el día que yo no este, ojala que Dios ponga un ángel y cuide a mi nieto” Pero lo que ella no sabe es que Dios ya se le adelanto y mando un Ángel, ella.

Estoy completamente seguro que esta señora se ha ganado el derecho de tener su lugar en el cielo, Dios la bendiga y le de muchos años de vida llenos de alegría.

Todo un ejemplo de vida a seguir.

Comparte este tema:
Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *