Este 2010 ha sido el año de los Falsos Antivirus

Un estudio señala que el 40% del total de ejemplares de falsos antivirus se crearon durante 2010. La lista con las principales amenazas y cómo funciona este negocio que mueve más de u$s400 millones al año en estafas

Desde que aparecieron hace cuatro años, se clasificaron 5.651.786 ejemplares únicos de rogueware, nombre que reciben los falsos antivirus entre las empresas de seguridad informática.

De ese total, 2.285.629 aparecieron desde enero a octubre de 2010, indica un estudio de Panda. Allí se agrega que por día aparecen 63 mil amenazas nuevas, de las cuales 11,6% son falsos antivirus.

La sofisticación de sus diseños, el realismo de los mensajes utilizados y el poderoso gancho social que supone el pensar que la salud de la PC está seriamente amenazada sigue funcionando, ya que son, cada vez más, los usuarios que siguen cayendo en este fraude.

En lo que va de año, el 46,8% de las computadoras en el mundo están infectadas con todo tipo de malware: el 5,40% lo están con este tipo de programas.

Cómo realizan el engaño:

El conseguir una víctima de un falso antivirus significa para un hacker varias ventajas: le permite embolsarse el importe de la compra de la supuesta licencia del programa de seguridad que va a arreglar todos sus problemas -y que nunca recibe-, y además se queda con los datos de la tarjeta de crédito, que posteriormente puede vender en el mercado negro o utilizar para extraer dinero o hacer compras online, por ejemplo.

Según los cálculos de PandaLabs, los autores ven ingresos por más de $us 34 millones al mes o $us415 millones al año. El negocio fraudulento apareció en 2006, pero fue a mediados de 2008 cuando realmente comenzaron a proliferar nuevos ejemplares de falsos antivirus.

El usuario se suele infectar navegando por la web, aceptando descargas disfrazadas de reproductores de códecs y clickeando en links recibidos por correo, por sólo nombrar algunos mecanismos. Una vez infectada la computadora, estas aplicaciones se hacen pasar por soluciones antivirus que detectan cientos de amenazas en las PC de sus víctimas.

Sin embargo, cuando los usuarios tratan de eliminar dichas amenazas utilizando la aplicación, se les pide que compren la correspondiente licencia.

A menudo, los usuarios, preocupados por la supuesta infección, acaban adquiriendo la licencia. Una vez que pagan no vuelven a saber nada más del supuesto vendedor y siguen teniendo el falso antivirus instalado.

Si tu has sido victima de uno de estos fraudulentos antivirus no dudes continuar leyendo el siguiente tema para ponerle fin a dicho fraude.

Fuente

Comparte este tema!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *