El primer bebé de 2008 en España es hijo de Bolivianos

Luis Ignacio, el primer recién nacido de 2008 en España, llegó con la duodécima uva en el hospital Clínico de Valencia. Los padres, bolivianos, habían planificado el embarazo pero no el nacimiento.

 

Luis Ignacio Iriarte Fernández truncó los deseos del personal de la maternidad del hospital Clínico de Valencia de tomarse las uvas y brindar por la llegada del nuevo año. Su nacimiento, precipitado y rápido, impidió la tradicional celebración pero llenó de sonrisas y alegría al equipo que estaba de guardia la primera noche del año. El motivo era doble: el niño estaba sano como un roble y había pesado 4.330 gramos y era el primero que nacía en España. Su llegada a este mundo se produjo con la duodécima campanada, en presagio de buenaventura y fortuna para el neonato, su familia y el equipo médico que le asistió.

Los padres, Rionir y Patricia, de 32 y 27 años, son de Cochabamba y decidieron trasladarse a España hace tres años para mejorar sus condiciones de vida. Al niño le pusieron Luis en honor a un sacerdote valenciano e Ignacio en recuerdo del fundador de los jesuitas.

 

A las ocho de la última tarde del año, el matrimonio llegó al hospital. La madre se encontraba en la 38 semana de gestación. «Íbamos a celebrar las campanadas en el paritorio, pero fue muy rápido y no nos dio tiempo y aunque las enfermeras nos habían dicho que las dejáramos comer las uvas, no pudo ser, todo se precipitó», declaró el padre a Levante-EMV.

 

Rionir y su mujer no saben si podrán cobrar los 2.500 euros de ayuda por el recién nacido porque todavía no han ultimado los trámites de su legalización en España, aunque confían en que el hecho de ser los primeros padres del año les ayude con la burocracia necesaria. Él trabaja en la construcción y la madre cuida a ancianos. El padre llamó ayer a su suegra para comunicarle la buena nueva.

 

Patricia asegura que desde que llegaron a España han encontrado a gente muy buena que les ha dado mucho apoyo y ayuda, «y en el hospital, también». Respecto a si habían planificado el embarazo, Rionir afirmó que sí: «sí, era un hijo buscado pero lo que no habíamos planificado era el nacimiento.

 

El padre asegura que tienen previsto regresar algún día a su tierra natal: «en principio la idea es volver, pero la situación de allá ahora está un poco difícil y nos quedaremos aquí; no sabremos cuando regresaremos, solo Dios lo sabe».

 

En Alicante, el primer recién nacido del año fue una niña, hija de padres argentinos que nació en el hospital de Elx a la 01.15 horas. Se llama Nicole y pesó 3.700 gramos.

Fuente: El Deber

Comparte este tema:
Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *