Dos horas de videojuegos equivalen a una linea de cocaina

¿Será que nuestra vida no es tan diferente de la de un adicto a la cocaína? Eso parece pensar Steve Pope, un supuesto experto del condado de Lancashire quien dice que jugar más de dos horas seguidas de videojuegos es el equivalente a inhalar una línea de cocaína.

En una entrevista con el Lancashire Evening Post el doctor afirmó que los videojuegos son la adicción que más rápido está creciendo en el America, Europa y el Reino Unido. En lo que parece un artículo destinado a sembrar el pánico entre la gente (claro que la mayoría se reirá o lo verá como algo de mal gusto), el señor Pope dijo otra cantidad de barbaridades que seguramente le costarán su credibilidad y carrera. Tomen como ejemplo sus comentarios sobre los niños del equipo de futbol local:

Muchos futbolistas están jugando con consolas portátiles y computadores antes de los partidos y eso está causando un desbalance químico que los hace desempeñarse peor. ¿Y qué quiere hacer Pope al respecto? Impedir que los chicos jueguen con sus consolas 24 horas antes del partido.

El equivalente a jugar dos horas de videojuegos = Futuro desempleado

Como si lo anterior no fuera suficiente, este tipo tiene la osadía de basarse en el caso de un niño de 15 años llamado Jack, el cual “…descartó a sus amigos, se olvidó del colegio y los estudios y sobrevivió a punta de comida chatarra mientras se embarcaba en sesiones de 48 horas de videojuegos.”

Al concluir Pope no puede aguantarse las ganas de generalizar y dice que, “Los jóvenes adictos están saltándose las comidas, faltando al colegio para jugar y robando dinero de sus padres para adquirir los últimos juegos. El cáliz envenenado está siendo pasado de generación en generación.”

¿Será que también vamos a derrocar al gobierno y acabar con el orden establecido? No sé ustedes, pero si mi vida debe parecerse a la de un adicto a la cocaína por entretenerme con juegos de vídeo entonces hice algo mal.

Comparte este tema:
Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *