¿Por qué el aliento es cálido y el soplido fresco?

Si exhalamos aire con la boca abierta, el aire expulsado es caliente. En cambio, si lo soplamos juntando los labios, el aire expulsado es frío. Esto es algo fácilmente comprobable con un gesto tan sencillo como colocar la palma de la mano frente a la boca y expulsar aire con la boca abierta o prácticamente cerrada. Y es algo tan simple que desde bien pequeñitos aprendemos la diferencia entre el aliento cálido y el soplido fresquito.

Como el aire proviene del interior de nuestros pulmones, se encuentra aproximadamente a la temperatura corporal y al dejarlo salir sin cortapisas por la boca abierta, es aire caliente. Útil para empañar el cristal de unas gafas antes de limpiarlas, calentar las manos ateridas de frío o intentar subir la temperatura del termómetro para simular fiebre.

La sola modificación de la abertura bucal le imprime más velocidad, sin que hagamos ningún esfuerzo suplementario. Así soplamos velas, obtenemos pompas de jabón o hacemos girar un molinillo de papel. Pero también baja su temperatura, lo que nos es muy útil para enfriar la sopa o un guiso demasiado calientes, para calmar la piel en una pequeña quemadura o el escozor del alcohol en una herida.

Pero… ¿a qué se debe ese cambio de temperatura?

Cuando soplamos mantenemos la boca casi cerrada, de forma que el aire se ve obligado a salir por una abertura mucho más estrecha. Y cuando un fluido con caudal constante pasa de un conducto de mayor sección a otro de menor, necesariamente su velocidad aumenta, según nos indica la dinámica de fluidos, en concreto el efecto Venturi. Y si la energía cinética, que viene determinada por la velocidad, aumenta, la energía determinada por el valor de la presión ha de disminuir forzosamente, según el teorema de conservación de la energía o principio de Bernoulli.

Al encontrarse fuera de la boca y a presión más reducida, el aire se expande. El efecto Joule-Thomson nos dice que si un gas se expande libremente, su temperatura disminuye, pues la distancia entre sus moléculas es mayor y su energía se diluye en un mayor volumen. Por tanto, el aire del soplido tiene una temperatura inferior a la del aliento.

Fuente

Comparte este tema:
Facebooktwittergoogle_plusmail

4 comentarios sobre “¿Por qué el aliento es cálido y el soplido fresco?

  • el 4 abril, 2010 a las 9:34 pm
    Permalink

    @fede marko: Puede ser posible solamente si tu soplido es despacio, si soplas fuerte, debido a la velocidad el aire saldrá mucho mas frió. Aun así por mas despacio que sea el soplido sera fresco.

    ResponderResponder
  • el 4 abril, 2010 a las 8:54 pm
    Permalink

    O.o yo sople con de la misma manera (con la boca como si fuera a soplar por lo q tendria q salir aire frio y igual puedo acer q salga caliente :P) (osea con la misma forma de la boca saco aire caliente o frio ajjaja)

    ResponderResponder
  • el 30 octubre, 2008 a las 1:08 am
    Permalink

    @Jodsan: si, esta es una clara prueba de que estamos rodeados de cosas tan sencillas cuyos principios son bien complejos.

    ResponderResponder
  • el 29 octubre, 2008 a las 1:36 pm
    Permalink

    😯
    el dia de hoy creo que dormire menos ignorante…
    habia escuchado algo sobre el principio de bernoulli, pero nunca habia visto alguna aplicacion… 😯

    ResponderResponder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *